Una controversial cinta blanca

Los que transitamos todos los días por las calles y en los transportes públicos, sabemos que miramos a todo y a todos en un estado casi psicótico de delirio de persecución; y el que no está así y baja un poco la guardia, sufre las consecuencias.

Pero a todo esto, se sumó hace semanas el secuestro de un ciudadano, que se estima está en medio del monte, con un grupo de gente extremista que embandera una causa y la defiende por el medio más bruto que se pueda usar: para el que no se dio cuenta, ya tenemos terroristas locales.

Y la gente se pudrió. El sentimiento individual que cada uno siente al enfrentarse a una calle arisca donde todos somos sospechosos y sospechamos de todos, se volvió un sentimiento colectivo: el de repudio a la violencia, el de tedio ante la ola de inseguridad e ineficacia del gobierno para solucionarlo.

Este descontento colectivo se propuso manifestarlo en un acto sencillo. La gente fue invitada a manifestarse en silencio por la liberación de Fidel Zavala, y a clamar por paz en Paraguay, para llamar la atención de los gobernantes. El medio: una sencilla cinta blanca, para recordarnos que un compatriota está en manos de secuestradores, y que todos somos víctimas de esta inseguridad.

Si bien una cinta blanca probablemente no ablande el corazón de los secuestradores, sí une a la gente en una causa común y sí le dice a las autoridades que estamos indignados con que permitan que vivamos en este estado.

Se ve en los autos, en las casas, en los negocios. Lo he visto en cintas por la muñeca, hasta en fotos de perfiles de Facebook. Pero no pude dejar de notar, sin querer caer en el discurso de clases, que más gente usa las cintas hacia Villa Morra que hacia Barrio Obrero de Asunción.

También recibí comentarios por haber comentado tanto mi sentimiento de reclamo hacia el hecho del secuestro en Facebook. Pero lo que me descolocó fue este artículo publicado como blog en ABC Color.

Las cintas blancas terminaron desatando la lucha más ridícula de todos: ahora los que usan cintas blancas son burgueses, terratenientes, gente que solamente se baja de sus nubes y toca tierra cuando se toca su dinero o el de sus amigos que también son ricos. Y si hay gente que tiene ganas de hablar al respecto, me sumo al diálogo y digo lo siguiente.

Vale la pena señalar que no soy rica, ni secuestrable. No conozco a la familia de este señor. Pero me rompe el corazón pensar que está con gente extraña, en el bosque, y que no sabemos si va a pasar Navidad en su casa. Este señor es papá de alguien, esposo de alguien, jefe de alguien, amigo de alguien. Y también me rompe el corazón que maten inocentes en las calles, que asalten, que todos tengamos que vivir con el “sháke”.

Cuando lo liberen a Fidel –estamos todos cruzando los dedos para ello-, se va a encontrar con comentarios que nada aportan, diciendo que su tema era cubierto “sólo porque él era rico”. Claro, esa clase de comentarios pues son más “sociales”, más “empáticos”, más “constructivos”.

Dejemos de cosificar: estamos hablando de un señor, de una persona de carne y hueso. Integremos al reclamo por la vida de Fidel, el reclamo por la paz en el país. Eso lo queremos todos los ciudadanos que trabajamos y queremos vivir en paz.

Dejemos de usar con ligereza las palabras para agrandar una brecha, en un momento donde lo que necesitamos es estar unidos.

Porque un reino que cae es un reino dividido; si la sociedad paraguaya no se une para hacer su reclamo, esto se viene abajo, y ahí perdemos todos.

Foto: Diario Popular.

2 viajeros que conversan:

Prensa Libre Ya dijo...

Que la sociedad paraguaya se una es exactamente lo que algunos "destetados" no quieren. Si la sociedad "lee entre lineas" lo que pasa veran que esto es un agitar de aguas para confundir y decir que este "gobierno" es un fracaso. Conste que no lo defiendo, ha cometido varios errores graves, persiste en algunos, pero esta haciendo cosas muy buenas, que en otros tiempos y bajos otras administraciones jamás hubiera sido posible. Hay que pensar bien antes de unirse a la campaña de algunos "destetados". Bien por las cintas blancas, buena señal. La ciudadania comienza a actuar, no solo a criticar.

~Amambay* dijo...

Gracias por compartir tu opinión conmigo, Vane. Me gusta conocer opiniones ajenas, siempre hay algo bueno que se puede tomar.
Rescato el párrafo donde dice "Dejemos de usar con ligereza las palabras para agrandar una brecha, en un momento donde lo que necesitamos es estar unidos". Me parece que no solamente en momentos como este hay que estar unidos, no solamente cuando pasa una desgracia, sino en todo momento, para evitar estas cosas. Soy de las que gustan de detectar fallas en el proceso y no a maquillar errores en el producto.
Estamos divididos por estupideces (partidos políticos, chismes de pasillo, etc.) y colgar una cinta blanca para demostrarle al gobierno que estás cansada de la inoperancia contra ese sistema llamado "industria del secuestro", me parece inútil. Tan inútil como crear una fundación antisecuestro al servicio propio y pagar espacios en medios escritos exigiendo una justicia para tu caso que no te la dieron hace 10 años y no te la van a dar nunca (lastimosamente).
Con esto no quiero decir que me importe nada que el secuestro y otros males sigan castigando nuestra sociedad, es una pena que no tenga tampoco una solución o una forma de presionar para que esto deje de existir, pero me parece que colgar una cinta blanca no mudó nada aquella vez (de cuando escribiste este artículo), cómo estamos hoy?
Y la verdad que lo que yo pienso capaz es un poco disparatado, pero desde aquel 11 de setiembre de 2001, a mí todas las grandes tragedias me parecen orquestadas, esconden cosas improbables pero no imposibles.
Un saludo.

Publicar un comentario

Personas que son buena onda y comentan

Mi espacio, mi mundo, mi visión, a mi manera. ¡Así de sencillo es! Es de buena gente comentar, compartir y dar créditos si corresponde. Cualquier cosa dejame un comentario con tu e-mail, así contactamos.
 
Copyright 2009 De viaje All rights reserved.
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress Theme by EZwpthemes