La dinámica de planning de casamiento en la pareja
¿Pensaste que fue difícil llegar al "sí, quiero"? Te cuento que eso es recién el inicio de lo complicado.

Porque la eleccion de con quién casarse es una de las decisiones más importantes de la vida, la etapa de preparación a este importante evento no es puro festejo y palpitaciones. Hay mucho que hablar, mucho que elegir, mucho que presupuestar y mucho que priorizar.

Tenemos algunas situaciones comunes que se pueden presentar, según se combine una pareja donde a cada uno le pueda importar mucho, a medias o nada del evento en cuestión. Éstas son las combinaciones que con más frecuencia se dan, escritas de una manera nada científica y basadas en la observación, el diálogo y la vivencia (así que tomalas con soda):

Novia involucrada - Novio involucrado
  • El panorama: La chica sabe lo que quiere. El chico también tiene opiniones. Es una situación rica en opciones, porque hay dos personas aportando.
  • El problema: Pensás que es la situación de tus sueños? Ni tanto. Las opiniones no siempre coinciden y dos personas con opiniones fuertes pueden acabar en una guerra prematrimonial.
  • La solución: el compromiso de que ambos estarán predispuestos a ceder en lo que sea necesario. Prioricen las realidades: si es impagable, hay que buscar una alternativa, por ejemplo. Si el problema es algo que tenga que ver con creencias - bajo qué religión casarse, por ejemplo-, paren el carro urgente, y hablen de eso antes de soñar siquiera con el destino de luna de miel.

Novia involucrada - Novio no-tan-involucrado

  • El panorama: ella está a full, él está siendo...bueno, un hombre. Considera que hay otras cosas importantes, pero opina lo justo y necesario (como pedir que el perro de infancia lleve el anillo).
  • El problema: ella quizás sienta que a él no le importa tanto. Él cree que ella quiere encargarse de todo y no quiere interferir.
  • La solución: la novia tiene que analizar bien el porqué él no está tan metido. Puede ser su ritmo de trabajo, por ejemplo. Novia: poné un límite de horas del día en que se juntan para conversar del tema (y no le estreses abombándole con mucha información a la vez). Prepará los temas a discutir (una orden del día muy informal, y por lo que más quieras, NUNCA le muestres el papel de los temas a discutir) y las alternativas para las decisiones a tomar. Hacé el momento lo más ameno posible: llevale a merendar, o preparale el almuerzo. Preguntale qué quiere ver, y dejale que escoga eso. Dale su lugar y demostrá que valorás su contribución.Y disfrutá que las cosas, en general, van a ser a tu manera.

Novia involucrada - Novio "ni-ahí" involucrado

  • El panorama: ella sueña con el momento desde los 5 años. A él parece que le anunciaron que los detergentes están de liquidación: le res-ba-la la situación.
  • El problema: ella quiere igual de emociones por parte de él, ante este evento. Piensa que va a tener suerte si le encuentra en el altar en el día marcado. Él tiene otras cosas en la cabeza....o no pretende tener esta situación ocupando su mente. Quizás, en serio, no tenga tiempo.
  • La solución: Lo más probable es que ella forzó la situación del casamiento, pero dejo abierto el beneficio de la duda. Novia: si tuviste que ponerle una pistola por la cabeza para que se case, no te sorprendas que no se meta. El casamiento es para vos y te cedió los honores. Sea cual fuere la situación, si querés que se involucre en algo, encargale de ver cosas que son para él, como su traje, qué amigos quiere que estén, mandale entregar las tarjetas. Y acordate que, si no cumple con lo acordado, quizás no esté listo para el compromiso de por vida.
Novia no-tan-involucrada - Novio no-tan-involucrado
  • El panorama: partamos de lo siguiente: toda situación donde la novia no esté tan involucrada, es una situación excepcional. El chico anda con más cosas en la cabeza y quizás la novia no tenga tiempo... o sencillamente,... no sé, ¡es tan extraño imaginar una novia no-tan involucrada! Pero pasa.
  • El problema:un evento organizado a medias puede terminar en el desastre.
  • La solución: Si el problema es tiempo, o la distancia para planificar, eligan una wedding planner que resuma todo lo que los dos quieren, decidan en conjunto lo que no coincide en preferencias, y dejen que ella encause todo para que el evento salga bien. Se pueden dar el lujo de que el casamiento no sea prioridad; pero recuerden que el matrimonio hay que trabajarlo día a día, en eso no hay terapeuta que te salve si no le ponés ganas.
Novia "ni ahí" involucrada -- Novio "ni ahí involucrado"
  • El panorama:dos personas "colgadas", que creen que lo mejor es ir por donde les lleve el viento.
  • El problema: ¿Espontaneidad o falta de planificación? He ahí la cuestión.
  • La solución: Mientras el problema sea el no saber por dónde comenzar, pero puedan definir qué quieren, está todo bien. Una wedding planner soluciona el problema. Pero ojo: identifiquen cuál es el problema por el que no están involucrados en el evento. Si es algo ajeno a la relación de ustedes, como el prepararse para la tesis, OK. Otras soluciones: un casamiento en el extranjero con los básicos (papás y familia o amigos más allegados), o una cena bien chiquita para conmemorar. O pasan por el civil, por la iglesia, y compren un paquete de luna de miel bien organizado de una operadora de turismo.
No hay dinero que pueda comprar el diálogo en pareja, el talento de la negociación, y el tiro-y-afloje que la situación va a exigir. Esto no te lo va solucionar una wedding planner, ni siquiera un terapeuta puede hacer tanta magia; son aptitudes que se aprenden a lo largo del tiempo (si no las aprendiste aún, puede que te haya llegado el momento). Por eso recordá: esta etapa no sólo es la preparación para el casamiento, también es para lo que se viene después: el matrimonio.

Y vos, ¿en qué situación estás?

Imagen: www.sxc.hu

3 viajeros que conversan:

Don Elfo dijo...

Bastante buen análisis, muy divertida tu forma de presentar las situaciones. Como te dije antes, nosotros fuimos del tipo uno (ambos muy involucrados) pero 0 guerra: los mismos gustos, las mismas opiniones y una determinación que tuvimos que sostener hasta esa noche: a unos cuantos de nuestros invitados los quize y todavía quiero escupirles en la cara con la flema más verde que tenga por mirarnos con cara de 'social outcasts',,, aparte de eso; great night in every sense! Ahora tenés que incluir una sección de mothers-in-law, a ver si te atrevés... XD (Yo la quise asesinar esa noche a la mía...)

Guillermo dijo...

Excelentes tus observaciones, Vane. Segun podes observar, te parece que la situacion mas frecuente es la numero 2 (Novia involucrada - Novio no-tan-involucrado)?.

Te falto decir en que categoria estan ustedes. =)

Natj dijo...

juaz! que gusto encontrar estos comentarios, me parece muy lindo compartir un poco de esa vivencia de las preparaciones, y el vestido? y el local? y las damas de honor?... sería para mayo por lo que veo.. aquí tengo unas ayudillas, espero que también me puedas ayudar ( http://jorgeynati.wordpress.com/ )

Publicar un comentario

Personas que son buena onda y comentan

Mi espacio, mi mundo, mi visión, a mi manera. ¡Así de sencillo es! Es de buena gente comentar, compartir y dar créditos si corresponde. Cualquier cosa dejame un comentario con tu e-mail, así contactamos.
 
Copyright 2009 De viaje All rights reserved.
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress Theme by EZwpthemes