TAM, we have a situation... (TAM, tenemos una situación...)
A un mes de volver, hay dilema valijístico

Creo que tendré que comenzar a pensar seriamente cómo voy a volver con las valijas.

Hoy se fue la suegra de mi prima a Río de Janeiro. Fue un melodrama: mi primo político bajó la balanza -la que usás para pesarte cuando querés saber cuán gordo estás- a las 5pm, para que ella se ponga a hacer el cálculo de sobrepeso de las valijas. Cuál fue la sorpresa cuando se dio cuenta que el sobrepeso era de... unos kilos. Se enojó muchísimo, y se puso muy nerviosa por la situación. 

Ahí llegó mi prima, la heroína de las 6:15 pm, que tiene que oficiar de mamá, esposa, ama de casa, cuñada, y patrona de la niñera- cuando la casa ya estaba prendida en fuego con histeria, y se puso a arreglar la situación, como pronosticó que iba a suceder hace unas semanas. Me dio un buen pronóstico del tiempo, en aquel entonces: tormenta de lágrimas, de reclamos. Temperaturas frías y cálidas mezcladas, así que puede desatar migrañas el cambio de clima. 

Partieron para el aeropuerto, una vez que ella solucionó la crisis, y me puse a hacer mi propia investigación en TAM, y en mis valijas. Confieso que están algo pesadillas... y si bien no me preocupa el tema -estoy muy light, priorizo las cosas que me preocupan, para optimizar energía y alegría. Si tienen sobrepeso, es solucionable: se paga, se pone de rodilla para implorar misericordia, o se da una mirada sexy... jajajajajaja! (una broma genteeeee), nada que no sea solucionable. 

Con la balanza, mi cuerpo, mis valijas, una notebook para convertir el peso en Internet y la página de TAM para informarme, comencé la operación en el garage de la casa, donde yacen mis dos bultos cargados. 

Tené en cuenta que mis límites son: 2 valijas de 32 kgs, y 2 valijas de mano hasta 5 kgs cada una.

Llegué a Miami con una valija de 27 kilos, que incluía una valija vacía adentro. Sin bagaje de mano, no cuenta la cartera con mis posesiones.

Me subí en la balanza, para saber mi peso. Tengo el orgullo de decir que subí 1,5 kgs nada más, probablemente sea por la fecha del mes (ejem..) pero nada espantoso en aumento! Y ojalá que se vaya para cuando esté de vuelta por Asunción. Esa es mi grande victoria. 

Luego, me subí con cada valija en la mano. Ambas están con muchas, muchas cosas adentro. (Esta mañana me hice de la picha levantando la valija sin poner cara de esfuerzo, después de que la suegra de mi prima me diga que mis valijas eran demasiado pesadas. Le dije: no, mirá cómo yo levanto. Levanté... y me reí por dentro. Iba a solucionar después lo del peso).

Hoy, tengo una valija de casi 45 kilos, y la segunda valija pesa 23,5 kgs., sin la ropa que traje, que serán unos 5 kgs. Tuve que hacer una impresionante ecuación cibernética para conseguir esos resultados. Al final, ni las libras ni los fahrenheit ni las millas son mis amigas.

¿Qué significa eso? Que voy a tener que comprar probablemente una o dos valijas de mano, que voy a tener que trasladar algunas cosas a la valija más liviana.

Luego, llamé a TAM a confirmar la información. Sí, son 2 valijas de 5 kgs. No, no puede ser una de 10 kgs. Pagas $75 por exceso de equipaje, por cada valija, o por exceso de peso en cada valija. Podés meter hasta 5 valijas extras (tampoco la pavada, pensé, pero lo tendré en cuenta).

Al final, me sale más barato comprar dos valijas de mano, que pagar $75 por una tercera valija... Pero nada está dicho. Creo que comenzaré a planificar eso a los 5 días de volver. Recuérdenme que el 24 de febrero piense en esto. Aún faltan algunas cositas: una notebook (equipaje de mano), un tarro de Lego (no es seguro, pero con todo el placer del mundo lo llevaría) y...creo que nada más. Sólo Dios sabe.

Para finalizar, me dirigo a mis estimados transportadores hasta este destino.

Señores TAM Mercosur: 
Yo pretendo entrar con todas, todas, todas mis compras, mis pertenencias, mis cachivaches en el avión. Espero sepan comprender la situación: me tomó 10 años volver a Estados Unidos, quién sabe dentro de cuánto voy a volver de nuevo. 
Atentamente, su viajera más entusiasmada, 
Vane.

Voy a seguir con mis dotes de súper niñera, con mis dos primitos. Me estoy preparando para todo acá... incluso para ser madre. De aquí a casi una década, pero es un entrenamiento.

Deseame éxito en mis labores valijísticas!

3 viajeros que conversan:

Melissa dijo...

jajaj fuerza vane!! ah una cosa mas a tu lista! cd d casting crowns! el ultimito "the altar and the door" se llama.. si se puede comprar ese please! thanks sis! y se q alguna solucion habra pa lo del equipaje.. ah y acaso TAM no puede tomar ese exceso de kilos como los kilos de tus bolsas de mano? preguntast eso?

VaneRV dijo...

Puse el CD de Casting Crowns en el wishlist de amazon (donde también tengo que hacer el pedido, hacéle recordar a mamá que revise la lista! o sino no llega a tiempo para que yo lleve).

Los de TAM no me dejan meter los 10kgs de equipaje de mano como exceso de peso en equipaje. Ya se me ocurrió eso también. De cualquier manera, una valija tiene 12 kgs. de sobrepeso... jejeje

Guillermo dijo...

Tuve un problema similar cuando fui a Inglaterra ya con dos valijas llenas. A unos cuantos dias de mi vuelta (Paraguay deja todo a ultimo momento), me doy cuenta que las cosas que habia comprado facilmente iban a entrar en dos valijas mas. No tuve otra que ponerlas en dos cajas y mandarlas por barco a Paraguay (mas barato es asi). Despues de unos meses de agonia llegaron las dos cajas y, milagro de milagros, nada quedo en el camino.

Publicar un comentario

Personas que son buena onda y comentan

Mi espacio, mi mundo, mi visión, a mi manera. ¡Así de sencillo es! Es de buena gente comentar, compartir y dar créditos si corresponde. Cualquier cosa dejame un comentario con tu e-mail, así contactamos.
 
Copyright 2009 De viaje All rights reserved.
Blogger Templates created by Deluxe Templates
Wordpress Theme by EZwpthemes